Muchas veces las empresas no le dan la importancia a la página web que tienen, a pesar del auge de las redes sociales y otras herramientas online, las webs están poniéndose en segundo plano cuando es realmente la base que sustentará toda tu estrategia digital y no digital.